Fotos de Mercurio, Messenger

El viaje no fue una cuestión de minutos ni de meses, y la espera ha valido finalmente la pena ya que la primera fotografía desde la órbita de Mercurio ha sido obtenida gracias a la sonda MESSENGER, que luego de 6 años y medio de aventurarse por nuestro sistema solar de manera ininterrumpido ha logrado ingresar a la órbita del segundo planeta más caliente de la zona (Venus lidera la tabla), para bendecirnos con una imagen que por todo lo que significa será puesta en alguno de los tantos altares de la ciencia.

La imagen en cuestión, que para los aficionados no puede no resultar hermosa más allá de estar en blanco y negro, muestra parte del hemisferio sur con sus incontables cráteres característicos y en cuya superficie se puede observar, como nunca antes había sido posible, el gigantesco cráter Debussy, nombrado así en honor al músico francés. Esta huella marcada a fuego por los asteroides en el planeta más cercano al Sol tiene unos 85 kilómetros de diámetro y su majestuosidad es difícil de ignorar. Incluso su protagonismo continúa aún con la presencia de otro cráter llamado Matabei al oeste, cuyo diámetro ronda los 25 km.


Las noticias no pueden ser más alentadoras para quienes gustan de observar de cerca estas maravillas, ya que desde la NASA comentan que la sonda MESSENGER ya ha tomando casi 400 fotografías que están en proceso de transferencia a las bases de cómputos, y que en los próximos "tres días se tomarán otras 1185 imágenes con el objetivo de llegar a las 75.000 para el próximo año". Además se anunció que como el MESSENGER hizo tres travesías en las cercanías de Mercurio antes de ingresar en su órbita, hay otras imágenes en camino que documentarán zonas que hasta ahora podían ser sólo imaginadas en el nivel de detalle que otorga la proximidad alcanzada.

El punto de mayor acercamiento de la sonda MESSENGER a Mercurio fue a unos 200 kilómetros de distancia, siendo el de mayor alejamiento 15.000 km, por lo que las imágenes que seguro se verán en las próximas horas mostrarán una amalgama muy interesante de este primera sonda humana que orbita Mercurio. De todas formas, como señalan en el comunicado de prensa, a mediados de 1970 la NASA ya tuvo al Mariner 10 saludando a Mercurio desde cerca, pero la diferencia de tecnología entre ayer y hoy la proximidad conseguida no hacen más que generar expectativas para conocer un poco más a nuestro vecino.

Publicar un comentario

0 Comentarios