Más de 900 PlayBooks son retiradas del mercado

No está siendo nada fácil competir con el iPad. Se ha podido leer en casi cada rincón de la Web que 2011 sería el año de las tablets, pero siendo honestos, todavía no apareció nada que hiciera suficientes olas en el agua. La Motorola XOOM resultó demasiado cara, la Galaxy Tab 10.1 será lanzada en junio, y la BlackBerry PlayBook recibió más metralla de la esperada. Después de todo, la tablet fue lanzada sin capacidad de correo electrónico, calendario, o almacenamiento de contactos. Sólo se podía acceder a esto asociando a la tablet con un BlackBerry, y aunque RIM se ha cansado de prometer que la funcionalidad ausente llegará en la forma de actualizaciones, a ningún consumidor le ha gustado la idea de recibir un producto incompleto y apresurado.


Ahora, la novedad (finalmente confirmada desde que surgieran algunos rumores el pasado sábado) llega en la forma de un repentino retiro de más de 900 unidades PlayBook del mercado. De acuerdo a las palabras oficiales de RIM, la gran mayoría de las unidades todavía se encontraban en los canales de distribución, por lo que no habían llegado a los consumidores. Aparentemente, la falla se basa en la imposibilidad de la tablet a la hora de cargar cualquier software una vez que su configuración inicial fuera establecida. Se publicaron los números de serie de las unidades afectadas, y cualquier flamante dueño de una PlayBook que tenga algún problema con la unidad debería contactar a RIM de inmediato para recibir un reemplazo.



 Un retiro de poco más de 900 tablets no parece ser algo demasiado grave, más aún si tenemos en cuenta que la mayoría de ellas no estaban en manos de consumidores. Pero la noticia deja cierto sabor amargo, y se presenta como un leve síntoma de la situación actual de RIM. Las acciones han hablado por sí solas. Desde febrero pasado, los papeles de RIM han perdido casi la mitad de su valor, y la tendencia a la baja continúa. La posición de Apple como líder absoluto del mercado de tablets permanece invariable, y Google se apresura a corregir cualquier detalle áspero presente en Honeycomb para posicionar mejor a las tablets que lo usan. La PlayBook tiene menos de un mes en el mercado, y para algunos sería injusto hablar de fracaso, pero es la dinámica del mercado la que impone el ritmo. Las tablets son lo que la gente quiere en este momento. Deben ser rápidas, libres de problemas, con mucho software, y un precio dentro de todo razonable. La PlayBook tiene al menos dos cosas para corregir de esa lista.

Publicar un comentario

0 Comentarios