Autorizan los dominios Web personalizados

Muchos de nosotros hemos crecido con Internet, por lo tanto, también nos han acompañado sus elementos más comunes. Uno de ellos es, sin lugar a dudas, el dominio ".com". Disponible en la gran mayoría de las páginas Web y padrino de una de las burbujas económicas más importantes de la historia, el dominio ".com" ha estado acompañado por otros viejos vecinos del barrio, como el ".net" y el ".org". A medida que Internet avanzó en su desarrollo, la flexibilidad de los dominios se fue ampliando, más allá de las intenciones originales de cada uno de ellos. Como algunos sabrán, el dominio ".com" simbolizaba inicialmente a “commercial”, pero con el tiempo cambió a un sistema de registro irrestricto, y en esencia cualquier página puede obtener un dominio ".com". La implementación de algunos dominios exclusivos como el ".xxx" ha dado que hablar en los últimos tiempos, pero ahora, la vieja idea que tenemos por “dominio” podría quedar en el olvido.

Sede ICANN

La organización ICANN, en esencia el “súper-administrador” general de Internet, incluyendo nombres, números, y rangos de direcciones (entre otras cosas), ha decidido ampliar de forma drástica la cantidad de dominios disponibles a virtualmente cualquier palabra en cualquier idioma. La decisión llegó después de una votación en la ciudad de Singapur, con trece a favor, uno en contra, y dos abstenciones. Los medios especializados concuerdan en que este es el cambio más significativo para Internet desde la creación del dominio ".com" en enero de 1985. Las solicitudes para estos dominios personalizados comenzarán a ser recibidas a partir del próximo 12 de enero de 2012, y el proceso se cerrará el 12 de abril de ese mismo año.

Evidentemente, esto no estará al alcance de cualquiera. Ya se ha anticipado que la simple solicitud de un dominio personalizado tendrá un costo de unos 130 mil euros, y más de una empresa (no se habló sobre personas individuales) pueden pujar por un mismo dominio. ICANN evaluará posteriormente quién tiene las mejores condiciones para recibirlo (esta es la gran duda sobre el anuncio), y el “perdedor” si se lo quiere llamar así, sólo recibirá un reembolso parcial. De esta forma, ya podemos anticipar dominios como “.google” o “.facebook”, y si bien rompe las cadenas de los 22 dominios genéricos actuales, habrá que ver qué tan bien pueden absorber los usuarios a estos nuevos nombres, una vez que salgan al ruedo.

Publicar un comentario

0 Comentarios