Toyota, ventanas inteligentes

Con el correr de los años, cada vez que hablamos de tecnología en coches hay que discernir entre aquella que se ocupa de darle más garantías de conducción y las que aportan a la llamada comodidad digital. De las primeras podríamos pedir optimización en los sistemas de detección vehicular próxima, mejoras estructurales de los chasis, sistemas de conducción infalibles, airbags más rápidos y eficientes, mayor tasa de detección de conflictos técnicos y un largo etcétera que no tiene a la velocidad como referente. Sin embargo, lo que llama la atención al público masivo son siempre las cuestiones accesorias, pero a no desmerecerlas, pues aportan su granito de arena para fabricar coches más modernos y más cómodos. Uno de los casos más recientes de adaptación tecnológica a los coches son las ventanas inteligentes con realidad aumentada táctil que presentó como concepto Toyota.



La compañía japonesa acaba de mostrar un extraño modelo de ventanas para la parte trasera de los vehículos de su flota que hace uso de los últimos logros en cuanto a realidad aumentada en movimiento. Lo que se puede ver en el vídeo es bastante clarificador, pero para darle palabras a las imágenes podemos decir que lo que Toyota ha bosquejado es un concepto de ventana táctil inteligente para interactuar con el paisaje a través de realidad aumentada. Es decir, la tecnología que permite captar datos de la realidad física y procesarlos en tiempo real para mostrar información sobre ella en un entorno virtual. Algo que ya es bastante conocido por lo que venimos hablando hace mucho con los mil y un usos que se le pueda dar a esta.



Desde estas ventanas mágicas, Toyota pretende que te conectes con el paisaje de una manera diferente, al señalar objetos e identificarlos midiendo su distancia al vehículo, por ejemplo. También, y siempre según lo que se ve en el vídeo, hacer acercamientos o zoom de objetos distantes con una claridad bastante sorprendente. Además de esto, parece que puedes dibujar figuras arrastrando tus dedos sobre la ventana, lo que actúa como divertimento de la vieja escuela para los más pequeños o como motivador de grandes bromas intra-vehiculares. El lector asiduo, reconoce que nuestra mirada sobre la ciencia y la innovación es optimista, pero está claro que Toyota debería hacer foco en cuestiones más relevantes como las arriba mencionadas, aunque siempre se agradezcan estas pequeñas innovaciones que sirven como plataforma para otros usos más interesantes que el de saber a cuánta distancia se encuentra una vaca en la llanura. 

Publicar un comentario

0 Comentarios