AMD, APU de tres nucleos

Los procesadores A8 y A6 representan un camino diferente para AMD. Atrás parecen haber quedado los lanzamientos de chips que poco aportaban al mercado, más allá de unos pocos Mhz extra de frecuencia. Tanto el A8-3850 como el A6-3650 dejaron en claro que la fuerza detrás de toda la serie Fusion no radica en el poder de procesamiento, sino en la ventaja de un sólido vídeo integrado. En una competición mano a mano, estos nuevos procesadores de AMD siguen estando por detrás de las opciones de Intel, hasta que el vídeo integrado entra en la ecuación. A menos que exista una tarjeta gráfica dedicada en el sistema, un A8-3850 puede derrotar a un Core i7 2600K con su propio vídeo integrado en casi cualquier juego. AMD ha enviado a fabricantes y distribuidores cerca de doce millones de APUs, un número para nada despreciable.



Y ahora, encontramos al primer “tri-core” de la familia de APUs, el A6-3500. Lo lógico es asumir que estos nuevos chips son en realidad versiones “reutilizadas” del A6-3600. Básicamente, lo único que pierde este nuevo procesador es un núcleo y 1 MB de caché L2 asociado a ese núcleo, aunque ya se está hablando de "liberar" el núcleo ausente con la ayuda de una placa base y un BIOS amigable. El resto de las especificaciones se mantienen iguales: 2.1 Ghz de reloj, 2.4 Ghz en modo Turbo, vídeo Radeon HD 6530D con una velocidad de 443 Mhz y 320 núcleos para shaders, soporte DDR3, y un umbral térmico de 65 vatios. Al igual que los otros chips, el zócalo utilizado es el FM1, por lo que no podrás instalarlo en ninguna placa base con zócalos AM2+ o AM3, aunque sí podrás reutilizar un disipador, ya que los zócalos son mecánicamente compatibles en ese aspecto.

En lo que se refiere a rendimiento, no hay que esperar grandes sorpresas. El vídeo integrado en el A6-3500 es exactamente el mismo que el disponible en el A6-3650, pero su velocidad de reloj más baja y la ausencia de un núcleo debería colocarlo un poco por debajo en ciertas aplicaciones. Sin embargo, el APU acaba de aparecer en el mercado, y los análisis correspondientes deberían surgir en la Web dentro de los próximos días. Finalmente, hay que destacar el precio del nuevo chip. El A6-3500 es el primer APU destinado a sistemas de escritorio con un precio inferior a los cien dólares, 95 para ser exactos. AMD todavía tiene varios procesadores por lanzar, incluyendo versiones de dos núcleos, que deberían tener un precio aún más bajo. Con estos APU en el mercado, el abastecimiento en general parece estar cubierto, y sin dudas colocarán presión sobre los chips de Intel, más caros y con un vídeo integrado mucho más lento. El resto, apunta hacia Bulldozer.

Publicar un comentario

0 Comentarios