Google compra Motorola

Google ha sorprendido al mercado con el anuncio de un acuerdo para hacerse con el control del fabricante de móviles Motorola Mobility por una cantidad que asciende hasta los 8.724 millones de euros. El consejero delegado de la compañía Larry Page ha señalado que la operación responde a una maniobra de protección de su sistema operativo para móviles Android frente a una serie de amenazas competitivas por parte de Apple y Microsoft.


Motorola en el corazón de Android

La empresa responsable del buscador más conocido de la historia de Internet pagará por cada acción un total de 40 dólares (28 euros) lo que se traduce en una prima un 63% superior respecto a la cotización de los títulos de Motorola al cierre de Wall Street el pasado viernes. Desde la dirección del fabricante de móviles celebran una decisión que aporta un significativo valor para una compañía cuyo protagonismo desapareció del mercado, primero por el empuje de Nokia y más recientemente, por la popularización de los teléfonos inteligentes, conocidos como smartphones.

Esta operación -que ahora debe recibir el visto bueno de las autoridades norteamericanas y europeas así como de los accionistas de Motorola- es el culmen a una larga semana de acusaciones cruzadas, en las que Google levantó una fuerte polémica al denunciar una supuesta conspiración conjunta de Apple, Microsoft y Oracle que tenía como blanco Android, con las patentes como transfondo de la polémica.
La importancia de hacerse con este tipo de permisos reside en que estas son vitales en los planes de desarrollo e innovación de las empresas tecnológicas poniendo en muchos casos frenos a los competidores más directos. El gigante de Cupertino, responsable del popular iPhone, tiene varios procesos judiciales abiertos por denuncias interpuestas a varios de sus rivales por este motivo. Por ejemplo, la pasada semana, Apple logró frenar el lanzamiento de la tableta de Samsung en Europa.

Con la compra de Motorola, 17.000 de las patentes propiedad de la compañía pasarán a engrosar la cartera de Google. Una adquisición, que en palabras de Larry Page, permitirá aumentar la competitividad de nuestro sistema operativo móvil. La adquisición también ofrecerá a los consumidores innovación, una mayor variedad y las maravillosas experiencias de usuario, según prometía Page.

HelloMoto... o... HelloDroid?!?!


En el segundo trimestre del año, el 43% de los dispositivos vendidos (107,7 millones) estaba equipados con Android. Sin embargo, Apple, con mucho menos terreno, ha conseguido maximizar sus beneficios. Actualmente 150 millones de dispositivos se usan en 123 países gracias a una red de 39 fabricantes, señalaba Page en un post en el blog oficial de la empresa. El consejero delegado ha señalado que el crecimiento diario asciende a cerca de 550.000 teléfonos.

De esta manera el mercado de fabricantes de smartphones queda dividido en tres grandes bloques: por un lado el de Apple, por otro Google, y por último, el tándem formado por Microsoft y Nokia, que están colaborando para el lanzamiento del próximo Windows Phone. Una colaboración, que en el caso de ser exitosa, podría desembocar en la compra de la compañía finlandesa por parte del gigante de la informática.

Entre la red de socios que han incorporado a sus móviles este sistema operativo destacan principalmente Samsung, HTC, Sony y LG. Desde la dirección de estas compañías daban el visto bueno a las novedades. Damos la bienvenida al acuerdo de Google para defender Android y a sus socios, afirmaba Bert Nordberg, presidente de Sony. En la misma línea se expresaba Peter Chou, CEO de HTC, que resaltaba la voluntad de Google para defender "el ecosistema" de Android. La empresa taiwanesa fue la pista de aterrizaje que sirvió a Google para entrar en el mercado de la telefonía móvil.


Motorola Atrix PC Dock, con que mas nos sorprenderán

Gestión diferenciada

La forma de explotación de este un software de código abierto, ha sido la de conceder licencias a estos fabricantes que han podido adaptarlo a sus teléfonos, encontrado una alternativa asequible para competir con el popular iPhone sin tener que desarrollar un sistema propio desde cero. Ahora, podrán continuar con este trabajo porque el acuerdo no supondrá una fusión, sino que Google pretende gestionar las dos compañías de forma independiente. Motorola dispondrá, por el momento, del estatus de licenciatario al igual que otros fabricantes Sin embargo, algunos analistas han señalado que precisamente los partners de Google pueden acabar por ser las víctimas de esta operación al perder protagonismo de la nueva adquisición del buscador

Otro cambio que puede darse en los próximos meses es que Android renuncie a ser un open source y sea un producto más encorsetado, tal y como se destila, del endurecimiento de controles que anunció el pasado marzo Google sobre las versiones que se desarrollen para móviles y tabletas. Unas modificaciones que pueden estar más bien dirigidas a establecer una estrategia similar a la de Apple.

Publicar un comentario

0 Comentarios