Intel presenta 16 nuevos procesadores

Tal y como es la costumbre en los terrenos de Santa Clara, Intel primero lanza a su “vanguardia” de procesadores, seguida por los modelos más humildes unos pocos meses después. Los primeros modelos pertenecientes a la arquitectura Sandy Bridge han acabado con cada benchmark que se ha puesto en su camino, siempre y cuando dejemos de lado al vídeo integrado, el cual ha recibido una verdadera paliza proveniente de los flamantes Llano de AMD. Los modelos K de los procesadores Core i5 e i7 han sido buscados con entusiasmo por los amantes del overclocking, aunque todos concuerdan con el hecho de que Intel debió lanzar más unidades que permitieran realizar esto. Y ahora, llegamos a la parte baja del “mainstream”, a los procesadores más sencillos, pero no por eso menos interesantes.



En total, la nueva serie llega con un total de dieciséis procesadores, once destinados al escritorio, y cinco de ellos disponibles para plataformas móviles. El más caro de la lista pertenece al segmento portátil, el Core i7-2960XM, con cuatro núcleos, ocho hilos, 2.7 Ghz de reloj, 8 MB de caché L3, 55 W de umbral térmico, y unos escalofriantes 1,096 dólares de precio. Al otro extremo de la lista encontramos varios modelos Pentium y Celeron. El más accesible entre los Pentium es el G630T, con apenas 2.3 Ghz de reloj, dos núcleos, y 70 dólares de precio. Por un momento pensamos que la familia Celeron estaba condenada al retiro forzado, pero es bueno saber que no será el caso. El precio de los chips Celeron no supera los 52 dólares, y se postulan como una opción viable para aquellos con un presupuesto muy ajustado. El más básico de la lista es el Celeron G440, con apenas un núcleo, 1.6 Ghz de reloj, y 37 dólares de costo, convirtiéndose en un excelente candidato para el OEM que se anime a instalarlo en una netbook.

Mientras que todavía esperamos novedades sobre AMD Bulldozer, Intel sigilosamente ha cubierto todo el segmento medio-bajo con este lanzamiento. Sin embargo, todo parece indicar que sus chips no serán los únicos. Una reciente actualización en el sitio de Biostar deslizó la existencia de modelos Sempron y Athlon II basados en el nuevo zócalo FM1 que utlizan los procesadores Llano, por lo que es posible que AMD anuncie muy pronto a estos chips. AMD también cerró el ciclo de los Sempron en el zócalo AM3 con el lanzamiento del Sempron 130, lo que nos lleva a pensar en una interesante batalla por el mercado de bajo presupuesto, con Celeron y Pentium basados en Sandy Bridge, enfrentándose a Sempron y Athlon II bajo el nuevo FM1.

Publicar un comentario

0 Comentarios