Google quiere desplegar fibra óptica de 1GB en Europa

El motor de búsqueda devenido en gigante apisonador de pequeños competidores está volviendo a manifestar sus intenciones de expandirse a lo largo de Europa, pero ahora a través de fibra óptica como servicio. Basando su modelo en el actualmente vigente en Kansas, EEUU, Google anunció que está estudiando muy de cerca la posibilidad de desplegar fibra óptica en Europa a velocidades muy altas y aprovechar un nicho en el que siempre hacen falta alternativas.

La compañía que dirige Larry Page jamás ha negado su interés de seguir expandiendo géneros y rubros en lo que a servicio respecta, y si alguno se vio sorprendido alguna vez porque Google vendiera mucho más que publicidad, la verdad es que las expectativas de expansión que tienen son tales que no nos sorprendería si abrieran un local de comidas rápidas. Ahora quiere proveer internet, y el formato ya lo está ensayando en su patria, ya que Google comenzó el tendido de la plataforma necesaria hace 7 meses aproximadamente para tener en 2012 un servicio de internet en Kansas con 1GB de capacidad por cliente.



A lo que apela Google ahora es a construir una infraestructura de una envergadura que pueda brindar conexiones de 1GB a parte de la población europea, logrando así conseguir un record que está casi 10 veces por arriba de lo que actualmente se provee en ciudades como Paris, Madrid, Londres. Según los responsables del proyecto, como el vicepresidente de Google, David Drummond, dicen es que ya están hablando muy seriamente con figuras políticas y funcionarios en Francia, cuyo ministro de Economía y Finanzas pudo saber de primera mano los pormenores del proyecto.

La cuestión en cuanto a la idea de desplegar fibra óptica en Europa es que tanto este continente como en el resto del mundo, lo que imperan son críticas y disconformidad en torno al servicio prestado por los ISP, por lo que en ese sentido podría ser una buena noticia tener otro competidor en la escena. Sin embargo ya se han levantado también otras banderas que enarbolan la paranoia comprensible del riesgo que podría traer la presencia de Google para la neutralidad de la red. Como ante todo este tipo de prototipos, habrá que esperar a ver qué pasa o a si dan más información al respecto, pues las normativas europeas son diferentes a las estadounidenses y hay que ver cómo Google se adaptaría a ellas.

Publicar un comentario

0 Comentarios