Homeless Hotspots, personas como puntos de acceso

En estos últimos días se ha estado llevando a cabo el evento SXSW, que reúne a múltiples exponentes de la música, el cine, y las tecnologías interactivas. Hasta ahí todo parece ser razonable, pero el evento se vio sacudido por una iniciativa de la división de New York de la agencia de publicidad británica BBH, que convirtió a trece hombres sin techo en puntos de acceso 4G. La Web ha reaccionado con furia ante esta maniobra publicitaria, pero en BBH no sólo están abiertos a recibir críticas, sino que creen haber tenido una buena idea. La pregunta es si ser práctico y ofrecer una oportunidad a quienes no la han tenido hasta ahora justifica el hecho de convertir a personas en antenas andantes y parlantes.

Punto de acceso 4G de Verizon


De acuerdo al sitio oficial, el evento SXSW está dividido en tres fases: Interactivo, que termina en el día de hoy, Música, que comienza hoy y termina el 18, y Cine, que se extenderá hasta el día 17. Han salido algunas cosas interesantes del SXSW en el pasado. Si mal no recuerdo, creo que James Blunt fue “descubierto” en uno de estos eventos. Pero lo más importante de este evento no está sucediendo puertas adentro, sino en las inmediaciones. La división de New York de la agencia de publicidad británica BBH lanzó un proyecto llamado “Homeless Hotspots”, del cual participan trece personas en situación de calle, o que han perdido sus hogares por diferentes motivos.

El mecanismo funciona de esta forma: Cada uno de los participantes lleva una sudadera con la cual no sólo se identifica, sino que también anuncia: “Soy un punto de acceso 4G”. Envías un mensaje de texto al número impreso en la sudadera, y con una pequeña donación en efectivo o a través de PayPal (sugieren unos dos dólares por quince minutos de conexión) otorgan el acceso. Toda la zona cercana al SXSW está experimentando una demanda de tráfico tremenda en estos días, por lo que el despliegue de estos caballeros (y una dama) cargando con puntos de acceso 4G parece una decisión relativamente lógica.



 Como suele estar sucediendo con casi todo en los últimos tiempos, la reacción al proyecto se ha visto muy polarizada, aunque creo que una leve mayoría ha optado por el rechazo directo. Aquellos que “sean” un punto de acceso 4G conservarán todas las ganancias acumuladas, ¿pero es acaso suficiente? ¿Esto será realmente una forma de ayudar a esa gente, o el día de mañana podrían simplemente caminar por allí convertidos en anuncios publicitarios? No es la primera vez que usan a un desamparado, y ciertamente no será la última (porque BBH obtendrá su estudio de mercado de todo esto), aunque lo mismo se puede decir de jóvenes que deben disfrazarse en sus primeros empleos y repartir folletos. Por otro lado, los participantes han recibido el hardware gratuitamente, y son, bajo todo punto de vista, voluntarios. ¿Es convertirse en un hotspot 4G peor que pedir dinero en la calle? La discusión está establecida, y seguramente continuará por unos cuantos días, al menos hastra que el SXSW termine.

Publicar un comentario

0 Comentarios