Google Drive

Ha habido rumores al respecto durante años. Se lo ha conocido por varios nombres. Se han encontrado supuestos indicios de su existencia en los más oscuros rincones de los servicios de Mountain View. Pero todo eso ha quedado en el pasado. Google Drive no sólo existe, sino que buscará obtener una posición de privilegio dentro del mercado de servicios de almacenamiento en línea, que actualmente presenta una competencia feroz.
Hasta en el blog oficial de Google se lo han tomado con un poco de humor. Hablar sobre Google Drive se parecía mucho a los reportes sobre el Monstruo del Lago Ness. Iconos nuevos por acá, líneas de código extrañas por allá, “GDrive”, “GMail Drive”, conceptos, rumores... Google Drive rápidamente ganó la reputación de mito entre los usuarios, pero el mito finalmente se hizo realidad: Google realmente ha presentado a Google Drive, y aunque todavía no está disponible para todos los usuarios, la decisión de Mountain View de ingresar de lleno al mercado de los sistemas de almacenamiento en línea promete cambios importantes no sólo dentro de los servicios de Google, sino también en aquellos servicios que compiten en forma directa. Algunos de estos cambios ya han sido detectados, como la nueva función de intercambio de archivos en Dropbox y la aplicación dedicada de SkyDrive para Windows y OS X. No quedan dudas de que la llegada de Google Drive no es una noticia menor.



Ahora, en Mountain View no quieren presentar a Google Drive como una simple herramienta de respaldo en línea. En esencia, Google Drive sería una plataforma colaborativa de amplio espectro, a través de la cual no sólo podrás coordinar el trabajo sobre un documento o una planilla con varias personas, sino que también te será posible acceder a ese contenido independientemente de la plataforma, ya sea ordenador, tablet o smartphone. Como era de esperarse, la integración de Google Drive con Gmail (que también recibió una ampliación de su espacio a 10 GB) y Google Docs será muy estrecha. En el aspecto técnico, Google Drive ofrece un total de cinco gigabytes de espacio gratuito, con la posibilidad de agregar 25 gigabytes por unos treinta dólares al año.



Al igual que sucede con todo servicio de respaldo en línea, el usuario deberá prestar especial atención a las condiciones de uso de Google Drive. Algunos puntos pueden ser sensibles (Google se asigna licencias sobre los datos cargados para optimizar sus servicios), pero existen formas de utilizar el servicio sin comprometer la integridad de tus datos (como por ejemplo, cifrar los archivos antes de cargarlos, un detalle recomendable para todos los servicios). Google Drive tiene rivales muy fuertes con una gran experiencia, y además de brindar un servicio sólido, deberá hacer “las cosas bien” con los usuarios. En lo personal, tengo casi dos mil documentos en Google Docs, además de la intención de cargar cierto contenido multimedia. Dicho de otra manera, estaré golpeando duro a Google Drive en los próximos días, y espero que esté a la altura de las circunstancias.

Publicar un comentario

0 Comentarios