RAMMon

Si tenemos en cuenta los precios de la memoria RAM en estos momentos, parece un buen momento para realizar una pequeña actualización. Todo usuario que conozca de cerca a su ordenador sabe qué tipo de memoria requiere, y qué clase parámetros debe tener en cuenta a la hora de comprar, pero si hay algún detalle extra que necesitas saber de los módulos que ya posees, o no puedes abrir la carcasa para realizar una verificación visual, entonces tienes a tu disposición esta pequeña herramienta llamada RAMMon.




Aquellos que posean una plataforma con memoria DDR3 deben saber que probablemente sea uno de los mejores momentos del año para comprar módulos adicionales. En el caso de tecnologías anteriores los números son un poco más altos, pero siempre hay una oferta accesible para el que sabe buscar. Quien decida actualizar la memoria sin retener a los módulos antiguos sólo debe preocuparse por la relación de compatibilidad entre la placa base y las nuevas memorias. Como ya sabemos muy bien, las tres versiones de las memorias DDR no son compatibles entre sí, y aunque existen placas que pueden recibir a dos tipos diferentes (como DDR2 y DDR3), no pueden usarse ambos al mismo tiempo. Ahora, supongamos que tienes 4 GB de RAM, y quieres llevar la memoria a 8 GB ocupando dos zócalos que te quedan libres. En ese caso, mezclar marcas y velocidades no debería causar problemas, siempre y cuando tomes algunos recaudos.

Si no sabes mucho sobre la memoria que está instalada en tu sistema, sólo necesitas de una aplicación llamada RAMMon, desarrollada por la gente de PassMark. RAMMon presenta al usuario la información SPD guardada en cada módulo. El estándar SPD existe desde los tiempos de aquellos primeros DIMM de 168 pines, pero ha evolucionado notablemente, incrementado la cantidad de datos y parámetros asociados a cada memoria. Las placas base pueden configurar automáticamente los valores de funcionamiento a partir del SPD, pero un usuario tiene la posibilidad usar esta información para determinar frecuencias, voltajes, latencias y hasta el fabricante registrado de cada módulo.



RAMMon también es útil en aquellos casos en los que no puedes abrir tu ordenador, ya sea porque se encuentra en fase de garantía o por alguna otra razón. Conocer más sobre la memoria que ya está instalada puede ayudar en gran medida a hacer una elección correcta al momento de adquirir nuevos módulos. No debes olvidar que la memoria más “lenta” establecerá el funcionamiento del resto (a modo de ejemplo, dos memorias DDR2-800 instaladas junto a dos memorias DDR2-667 funcionarán a 667 Mhz), que es recomendable comprar de a pares, y como siempre, que los voltajes merecen una atención especial. RAMMon es un software grattuito para uso privado y personal, y es compatible con todas las versiones de Windows a partir de XP, tanto en 32 como en 64 bits.

Descarga PassMark RAMMon: Haz clic aquí

Publicar un comentario

0 Comentarios