Google ultima un sistema de geolocalización propio sin GPS

El negocio de los mapas y los servicios de geolocalización asociados está que arde. Si el pasado lunes era Apple quien anunciaba una herramienta de cartografía propia que sustituirá a Google Maps en los populares iPhone e iPad, y un servicio de tráfico (apoyado en esos mapas) para guiar a los conductores hasta su destino, Google no le va a quedar a la zaga. El gigante de internet está a punto de lanzar a nivel internacional, y dirigido al mercado corporativo, un sistema de geolocalización sin GPS, según cuentan a CincoDías fuentes conocedoras del proyecto.


Google aprovecharía su tecnología de mapas para ofrecer a las empresas un servicio basado en la geolocalización para gestionar equipos de trabajo en movilidad. La compañía estaría haciendo pruebas con diferentes partners en distintos países, según la misma fuente. El servicio de Google prescindiría de los clásicos sistemas GPS, pues para funcionar basta con que las personas vayan equipadas con un smartphone con su sistema operativo móvil Android y una conexión 3G.
El popular buscador lanzaría en breve esta aplicación propia para flotas de automóviles (que podría recordar a Google Latitud, aunque a diferencia de esta no es para usuarios particulares). Además, pondrá en manos de otras empresas socias la appi necesaria para construir otras soluciones de geolocalización que se apoyen en sus mapas y en Android, y que no tienen por qué ser para utilizar solo en entornos abiertos; también podría ser usado en espacios cerrados.

Así, no sería descabellado que algunas empresas empezaran a desarrollar en alianza con Google algunas aplicaciones que permitan predecir lo que la gente hace a partir del análisis de sus hábitos, u otra que permita a una compañía, por ejemplo, lanzar mensajes a sus empleados en función de la zona de la ciudad donde esté. "Así, si estuviera en una zona donde se cometen muchos robos, podría indicarle que se asegure de que el coche está bien cerrado y no deje nada a la vista", comenta la misma fuente.



Al parecer, Google llevaría tiempo preparando el lanzamiento de este nuevo sistema de geolocalización sin GPS, pero lo habría retrasado hasta tener bien atado que cumple con toda la legislación sobre privacidad, que es especialmente dura en Europa.
Tanto Google como Apple tienen claro el potencial de negocio de sus herramientas de cartografía, pues saben que les van a dar nuevas oportunidades de rentabilizar a sus usuarios. "Es cuestión de tiempo que los desarrolladores de todo el mundo ideen aplicaciones (empresariales y de consumo) que les saquen partido", dicen las citadas fuentes. Serán aplicaciones que les permitirán "aprender más sobre lo que los usuarios están haciendo y obtener así más información que les facilitará dirigir mejor la publicidad", apuntó la analista de Gartner Carolina Milanesi, tras anunciar Apple la semana pasada su propia aplicación de mapas.

Publicar un comentario

0 Comentarios