Oracle deberá pagarle a Google 1.130.350 dólares


Cargo, apuntó, disparó y le salió el tiro por la culata. Directo a la cara, como si fuera uno de esos famosos facepalm que abundan en internet, Oracle recibió otra mala noticia. Es que mientras hacía el duelo por perder un juicio de dos años y medio frente a Google, el jurado entendió que Oracle se había excedido en sus demandas y que deberá pagar 1.130.350 a los de Mountain View en concepto de gastos y daños. Otro caso en donde el oráculo no pudo prever nada.

El cuadrilátero es una olla de ángulos rectos que arde incesantemente. Dentro de ella se queman los pies dos contendientes, a quienes las luces del recinto encandilan tanto como sus propios brillos enceguecen al público. Y entonces el árbitro murmura, las cejas achican rostros, los protectores bucales se encastran a la mandíbula y los cuatro guantes se chocan en el centro; comienza el combate. Así, dos años y seis meses atrás, comenzaba la contienda que ponía en veredas opuestas a dos pesos pesados de la industria informática. En un rincón, Oracle, con su archiconocida base de datos con miles de patentes a su nombre. Del otro lado, Google; la compañía que, si hoy tuviéramos que arriesgar una distopía, gobernará el mundo en unos años. La causa: infracción de patentes y un reclamo de 6 mil millones de dólares de parte de Oracle. En ese juicio, Oracle alegó violación de siete patentes y reclamaciones por otras 132, pero cada reclamación fue desestimada.



Luego de dos años y medio de embistes, estrategias legales, pagos encubiertos a blogs y sitios webs para que hablen a favor o en contra de cada compañía, de mostrar tensión en las compatibilidades entre servicios y productos, y luego de hacer de todo esto una telenovela de la informática, el veredicto del juez ya es de conocimiento público y todo indica que Google ha salido beneficiado al ser absuelto de cualquier culpa y cargo. Así, con el traje de inocencia logrado en el juicio y con el maquillaje de víctima, Google salió a pedir un resarcimiento por los gastos que tuvo que afrontar durante estos dos años y seis meses. La demanda de Google fue por 4.030.669 dólares con la carátula de costos por litigio y daños comerciales varios. De todas formas, al juez le pareció excesivo y luego de los cálculos adecuados, llegó a sentenció a Oracle a pagarle 1.130.350 dólares a Google. Algo así como un: paga por haber molestado.

Ante la posibilidad de haber ganado una suma cercana a los 6 mil millones de dólares, perder 1 millón y algo no parece tan grave para estas compañías donde el riesgo forma parte de sus acciones cotidianas. Lo que sí importa tal vez es que los culpables de este desenvolvimiento del juicio podrían haber sido los abogados, según dice el sitio especializado GrokLaw. Sin embargo no todo lo han hecho muy mal, pues el polémico panorama que se había asentado sobre las prácticas poco éticas de Google y Oracle al pagarle a bloggers famosos para que hablen mal de la compañía adversaria y así poder influenciar sobre la sentencia, fueron también desestimadas por el juez, quien dijo que todo eso quedó en nada y murió con el juicio. El tiro por la culata, Oracle. Cosas que pasan.

Publicar un comentario

0 Comentarios