Haswell: ¿Los últimos chips de Intel con zócalo?


Una de las características más importantes de un ordenador de escritorio y posteriormente de algunos sistemas portátiles ha sido su capacidad de expansión. Con una inversión razonable y un breve estudio de compatibilidad previo, cualquier usuario puede cambiar considerablemente el rendimiento de su sistema. Sin embargo, esta capacidad está siendo desafiada por sistemas más compactos e integrados, con un consumo de energía menor. De acuerdo a información proveniente de Japón, Intel tiene planeado desplazar el uso de zócalos en la arquitectura Broadwell, lo que haría de Haswell la última arquitectura con chips LGA, orientados al consumo general.

Este es el control de rumores, aquí están los hechos: Los procesadores bajo la arquitectura Ivy Bridge serán los últimos en utilizar el zócalo LGA 1155. Cuando Haswell se encuentre entre nosotros, Intel implementará el zócalo LGA 1150. Cada cambio de zócalo es observado con desdén por la comunidad de entusiastas que disfruta de modificar las especificaciones de su ordenador. AMD decepcionó a más de uno al hacer incompatibles a los zócalos FM1 y FM2. También hemos sido testigos de un “exceso de zócalos” en años anteriores, tanto en Intel como en AMD. Pero estamos en tiempos diferentes. La flexibilidad de actualización está dejando su lugar a una mayor integración, y a sistemas más pequeños. El concepto de “rendimiento por vatio” ha sido mejorado en gran medida, lo cual permite cierta “reinterpretación” de las demandas térmicas en un sistema.

Hoy tenemos LGA 1155, y pronto llegará el LGA 1150, pero según esta info, la tendencia terminaría en Broadwell


Ahora, la última “novedad” proviene de territorio japonés. El portal PC Watch ha reportado que un OEM reveló información sobre Broadwell, la arquitectura de Intel que reemplazará a Haswell. Esta información indica que Intel no ofrecerá chips Broadwell para ordenadores de escritorio y portátiles basados en zócalos LGA, sino que estarán disponibles en BGA (Ball Grid Array), ofreciendo chips Haswell con mayor velocidad de reloj a los segmentos previos (provocando un “desplazamiento” en los zócalos LGA, y no una cancelación). Ahora, esto no es algo nuevo para Intel ni mucho menos, debido a que ya se pueden encontrar chips montados en el PCB vía BGA. Pero hay algo más, y es que Broadwell incorporaría funciones originalmente planeadas para Skylake, en teoría quebrando el modelo Tick-Tock de desarrollo.

Hay algunos problemas con esta información, comenzando con el hecho de que colisiona con los datos revelados sobre Broadwell a principios de año. Al ser un “Tick”, Broadwell llegará como la compresión de Haswell a 14 nanómetros, por lo que debería compartir el mismo zócalo LGA 1150 que Haswell. Si tenemos en cuenta el avance de las tablets, el desarrollo de las Ultrabooks, el menor consumo de energía y los aportes de tecnologías complementarias al rendimiento general de un ordenador (vídeo, SSD), se podría decir que la decisión de Intel, de ser cierta, tiene algo de sentido. Sin embargo, integrar procesadores a placas base implicaría realizar varios ajustes en la estructura de ventas de esos componentes, ajustes que los OEM tal vez no sean capaces de absorber. Como siempre, hay que tomarlo con un poco de sal. AMD debió salir a desmentir la cancelación de Steamroller y Excavator, por lo que esta información de Intel también puede volar por los aires...

Publicar un comentario

0 Comentarios