Bill Gates advierte que los robots autónomos se quedarán con tu puesto de trabajo


Dentro de 20 años, cuando los puestos de trabajo más simples peligren por el remplazo de humanos por robots, ¿tendrá que volver a ser convocado el mítico Capitán Ludd, dirigiendo a las masas obreras a destruir las máquinas? Bill Gates declaró que la gente no se da cuenta de la cantidad de trabajos que serán remplazados por robots y software.

Perdidos dentro de la historia del desarrollo de la industria moderna están los trabajadores de Inglaterra, aquellos que en los albores de 1800 caminaban kilómetros para llegar a sus puestos de trabajo esperando no encontrarse con una nueva rebaja en sus jornales o un aviso de despido. Los temores de aquellos años estaban fundados en la reciente intromisión de las máquinas complejas en el ambiente laboral. Remplazando a uno o a más de cien trabajadores humanos, las máquinas llegaron para quedarse y una parte del sector obrero encontraba a  las máquinas como agentes amenazantes de su necesidad. De repente, la frase de la época, “sin obreros no hay fábrica” empezaba a sonar débilmente, y como reacción surgió el movimiento ludista, que destruía máquinas y fábricas para sabotear una evolución en el trabajo que ya parecía imparable. Luego de ejecuciones, prohibiciones, amenazas y la fundación de los sindicatos, la revolución industrial siguió su curso, pero las máquinas y los robots siguen siendo mirados con sospecha y desconfianza por el trabajador asalariado. Según Bill Gates, hacen bien.


El repaso histórico viene a cuento de las palabras de Bill Gates en el marco de una conferencia en Washington para The American Enterprise Institute, donde señaló preocupado que dentro de los próximos 20 años, una buena cantidad de puestos de trabajo desaparecerán, ya que serán remplazados con bots o con automatización por software.  “La sustitución por software, ya sea para conductores, camareros o enfermeras… está progresando… La tecnología reducirá la oferta de puestos de trabajo, especialmente en el extremo inferior del conjunto de habilidades… Dentro de 20 años, la demanda de mano de obra para gran cantidad de habilidades será sustancialmente más baja. No creo que la gente tenga esto en su modelo mental” y los gobiernos y empresas no están preparados para ese nuevo mercado laboral.

Los trabajos de los que habla Bill Gates son aquellos que pertenecen a un gran espectro, yendo desde un minero hasta un telemarketer, y desde un cajero de supermercado hasta un contador. La predicción no es antojadiza ni mucho menos, pues además de ser una constante preocupación para  sindicatos específicos ante “cada revolución tecnológica importante en un determinado sector”, la publicación The Economist había publicado en Enero una lista de las profesiones o trabajos que podrían (o serán) remplazadas por robots en los próximos años. Más adelante, Gates continuó y detalló su preocupación sobre el futuro, pues cree que las tasas de impuestos (tanto las de renta como las de salarios) deberán bajar para fomentar entre los empleadores la contratación de mano de obra. También indicó que le preocupa que se pida un aumento del salario mínimo, porque justamente esto hace que los empleadores no tengan mucho interés en contratar más gente.


Teorías económicas conservadoras de lado, el recordatorio de Bill Gates sobre la inseguridad laboral de los humanos en los puestos menos requisitorios para los próximos años puede sonar a amenaza de empleador, pero no deja de ser un panorama sombrío para millones y millones de personas que se verán aún más afuera del sistema cuando un software automatizado los “substituya”. De todas maneras, también es cierto que esta es una profecía que se viene escuchando desde principios de siglo XIX y al que le han cambiado la palabra “máquinas” por “robots”. O, según Bill Gates, “software de substitución”.

Publicar un comentario

0 Comentarios