MindRDR: Controla Google Glass con tu mente


Voz y tacto son los dos métodos principales de control en Google Glass, al que todavía estamos esperando en el mercado general. Sin embargo, una compañía estacionada en Londres ha lanzado la aplicación MindRDR, que permite combinar a Glass con un sensor EEG, y transformar los pensamientos del usuario en órdenes compatibles con el gadget de Mountain View.


En lo personal, creo que la competencia más dura para Google Glass no será responsabilidad de un diseño externo, sino de otro accesorio “interno” como es el Moto 360. El nuevo reloj inteligente tiene la mayoría de las funciones de Google Glass, sin los conflictos de privacidad o el perfil intrusivo que tantos problemas está causando. A esto se suma el hecho de que muchos comenzaron a cuestionar la utilidad de Glass. Como siempre, el potencial es enorme, pero el software y ciertos factores de hardware (batería a la cabeza) no están ayudando tanto como nos gustaría. En parte se debe a que Google Glass es caro incluso como kit de desarrollo, y un relativo bajo costo resulta crítico para cualquier proceso avanzado de exploración (Kinect y Oculus Rift son dos excelentes ejemplos). Aún así, las ideas que buscan expandir la funcionalidad de un dispositivo nunca están fuera de lugar, y en lo referente a Google Glass, hoy se suma nada menos que el control mental.



El software se llama MindRDR, y es desarrollado por la compañía This Place, ubicada en Londres. MindRDR asume el rol de intermediario entre Google Glass y un sensor EEG (como el MindWave de NeuroSky), lo cual implica que el usuario debe colocarse dos headsets en vez de uno. El resultado es una interfaz compatible con Glass que interpreta las ondas cerebrales del usuario (elevando una línea delgada en la pantalla a medida que el usuario se concentra) y las convierte en comandos básicos como capturar fotos y compartirlas en una red social. De momento, MindRDR solamente permite hacer eso, y los servicios soportados son Facebook y Twitter. Afortunadamente, el software es completamente open source, por lo que es cuestión de tiempo para que otros desarrolladores se sumen, y creen un soporte más avanzado.

Tal vez el usuario promedio de Google Glass no se sienta muy atraído por la idea de usar dos accesorios, pero MindRDR tiene mucho terreno para recorrer en el entorno médico. Imagina por un momento a una persona que no puede moverse, o que ha perdido el habla. La posibilidad de controlar a un dispositivo como Google Glass usando la mente gana una nueva dimensión en esos casos. Definitivamente queremos ver más al respecto.

Publicar un comentario

0 Comentarios